Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

He venido a hablar de tu vulva

ESte artículo forma parte de  las colaboraciones en el apartado de feminismos de https://amanecemetropolis.net/he-venido-a-hablar-de-tu-vulva/
Cuando te miras la cara, te reconoces, sabes cómo es tu cara y observas cambios. Identificas las rojeces, palideces, brillos, granos, tonalidades, arrugas… Y sabes o intuyes a qué se debe, te conoces. Tu cuerpo te habla y entiendes (a veces), lo qué te quiere decir.
Cuando te duele la garganta, abres bien la boca frente a un espejo y a golpe de ahhhhh te miras la garganta, y aunque no hayas estudiado medicina, reconoces y la identificas inflamada, roja o con placas de pus, y actúas.
Cuando te miras la piel, dices “oh la tengo seca” o “mira qué ligera y tersa está”.
El pelo, te miras las puntas y es lo de "tengo que ir a la pelu a cortarme las puntas que las llevo abiertas y quemadas"
Los pechos si estás premenstrual, observas como han aumentado. Tus pies, si necesitan más o menos hidratación, cortar las uñas o limar las durezas.
Y así con ot…

Entradas más recientes

La mirada perpetua

La receta para prevenir el #acosoescolar

EL FEMINISMO EN EL AULA.